Avances en la preservación y desarrollo de zonas arqueológicas del Tren Maya

0
604

El titular del INAH, Diego Prieto Hernández, subrayó que el Tren Maya no solo es un medio de transporte, sino un proyecto integral de desarrollo que promueve la identidad y la inclusión de las comunidades, la preservación de la cultura y la grandeza de las civilizaciones.

En el Tramo 4 del Tren Maya, que abarca desde Izamal hasta Cancún, se han completado las tareas de salvamento arqueológico, recuperando miles de bienes inmuebles y bienes muebles, así como fragmentos de cerámica y enterramientos humanos. Además, se han identificado rasgos naturales asociados a la presencia de grupos humanos, como cenotes y cuevas.

El proyecto también ha impulsado la mejora de dos importantes zonas arqueológicas, Chichén Itzá y Ek’Balam. Chichén Itzá ha ampliado sus áreas de recorrido y senderos interpretativos, y se encuentra en proceso de construcción de un museo de sitio y un Centro de Atención a Visitantes (Catvi).

Estos esfuerzos buscan no solo preservar el patrimonio cultural, sino también enriquecer la experiencia de los visitantes y brindar oportunidades económicas a las comunidades locales.