Mexicano acusado en Estados Unidos de espiar para Rusia se declara no culpable

Un juez acusó formalmente al mexicano Héctor Cabrera de "actuar dentro de Estados Unidos en nombre de un gobierno extranjero (Rusia) sin notificarlo al fiscal General".

0
279
Mexicano acusado en Estados Unidos de espiar para Rusia se declara no culpable

El mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, detenido el pasado 16 de febrero bajo la acusación de espiar en Estados Unidos para el gobierno de Rusia, se declaró este martes no culpable en una corte de Miami.

Durante una breve audiencia, un juez federal acusó formalmente al mexicano de “actuar dentro de Estados Unidos en nombre de un gobierno extranjero (Rusia) sin notificarlo al fiscal general, y conspiración para hacer lo mismo”.

Cabrera Fuentes seguirá detenido mientras espera juicio, para el cual aún no hay fecha.

El mexicano, quien según el expediente era un investigador ocupacional en el Centro Nacional de Salud en Singapur, donde reside, fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Miami cuando iba a viajar a México.

Según la demanda, el mexicano aceptó ante las autoridades estadounidenses que fue contactado varias veces por agentes del gobierno ruso para alquilar una propiedad en Miami y tomar fotos de la matrícula del vehículo de un funcionario del Gobierno estadounidense, e informar de la ubicación del vehículo.

La información hallada en el teléfono del mexicano, quien entró a Estados Unidos con una visa B1-2 de turismo o negocios temporales, “es consistente con las tácticas de los servicios de inteligencia rusos para detectar, evaluar, reclutar y manejar activos y fuentes de inteligencia”, detalla el expediente.

El mexicano, según la demanda, tiene una esposa en Rusia y otra en México y esta última lo acompañó en el viaje a Miami este año y fue la persona que tomó la foto del vehículo del funcionario estadounidense.

Según los documentos judiciales, los contactos de Cabrera Fuentes y el oficial ruso ocurrieron entre marzo de 2019 y febrero de este año.

Cabrera viajó a Rusia e informó al funcionario del Gobierno de ese país sobre los arreglos, algo que el funcionario ruso aprobó.

Según documentos judiciales, los mensajes en el teléfono de Cabrera Fuentes mostraron que el funcionario ruso inició y dirigió las reuniones.